Amor imposible.

work.6779404.1.flat,550x550,075,f.untitled

Amor imposible.

Cada mañana miraba desde la ventana como salía junto al amanecer. Tenía tal brillo y color que no pensé que pudiera sentir tanta emoción.

Un día me atreví a saludarla con un simple «hola» y me respondió con un movimiento de aceptación con la cabeza.

Al día siguiente ya me contestó con otro «hola» que me derrumbó, ya que sabía que no se acercaría a mí. No soy muy agraciado, no como ella, siempre va sensacional.

Pero sí, se acercó con el paso de los días y a sabiendas lo que iba a pasar, pasó. Se quedó enganchada a mi tela de araña y su luz dejó de brillar.

Tenía que destruir todo lo que me había costado tanto conseguir para liberarla. Pero ella se resistía a irse. ¿Qué podía hacer? Le dije que confiara en mí y me miró fijamente a los ojos y asintió. Todo iba a salir bien.

Ella quedó libre y sabiendo que nunca podríamos estar juntos, nos mirábamos cada mañana con un fuerte pesar y a la vez con una enorme emoción por haber estado tan cerca de nuestros corazones.

 

 

 

Anuncio publicitario

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.